Archivo del sitio

Los descerebrado

quiero arrancar diciendo que esto lo escribi hace mas de 2 años ya.

hoy en dia los escribiria diferente seguramente, un poco mejor seguramente, pero prefiero no tocarlo y dejarlo asi como salio

tambien aclaro que lo escribi en un viaje a buenos aires que hice despues de mas de un año sin vivir en laciudad de la furia.

tampoco considero que sea bueno… ni malo, solo es lo que me salio al volver de ese viaje

 

Los descerebrados caminan por las calles, por su falta de cerebro no se dan cuenta de lo que pasa a su al rededor solo caminan mirando al frente y chocando entre ellos, son miles caminando por el centro de Buenos Aires sin darse cuenta de que tal vez el amor de sus vidas pase junto a ellos, sin darse cuenta que pasan todos los días cerca de la misma persona y que mas de una vez chocaron, no se dan cuenta de nada, solo reaccionan si suenan unos extraños aparatos que llevan con ellos, estos aparatos los consumen, les roba sus vidas. En la pantalla de uno de esos aparatos aparece escrito “reunión a las 17:00 HS tenes que quedarte después de hora” el descerebrado responde “OK” y va caminando sin mirar a nadie directo a una torre gigante de cemento con grandes ventanas de vidrio, entra a una caja cuadrada junto con muchas otras personas, toca un botón y la caja lo lleva a lo alto de la torre para reunirse con sus compañeros descerebrados.


Mientras en la puerta de esa gran torre, tirado en el suelo un humano ve lo que esta pasando, esta sucio con ropa rota y tiene hambre. Tiene ganas de llorar por que nadie se fija en el, pero aguanta el llanto por que no tiene caso llorar si nadie te va a consolar, un hombre descerebrado sin querer tropieza con este pobre humano lo mira y le dice “negro de mierda tómatelas de acá no vez que algunos tenemos cosas que hacer” el pobre humano se levanta y se va con la cabeza baja con muchas mas ganas de llorar, pero no tiene caso por que nadie lo va a consolar.


A 3 cuadras del lugar hay dos niños humanos de entre 7 y 10 años, parecen ser una especie rara están muy flacos y reciben energía de unas bolsas con una sustancia adentro, según parece esa sustancia les da valor para salir a conseguir dinero, en un semáforo los niños tratan de abrir las puertas de los autos para poder meterse adentro y así conseguir el preciado dinero que les dará de comer esa noche. Es extraño los descerebrados ven el espectáculo indiferentes, alguno grita entre la multitud “a estos pendejos hijos de puta hay que matarlos” pero ningún descerebrado se acerca a preguntarles si tienen hambre, ganas de jugar o de dormir en una cama calentita.


Ya bajo el sol y en una casa se puede observar una bonita familia de descerebrados, estos se sientan en la mesa y dan comienzo a un ritual de todos los días comen mientras ven una caja cuadrada, nadie habla todos están atentos a unas imágenes que se ven en la caja. Un señor saluda a toda America y salen unas mujeres, muestran el culo y luego discuten y se insultan, luego de verlas discutir el hombre pone a jugar al futbol a un grupo de enanos y también patea un perro. La familia de descerebrados parece feliz, ríen de lo que se ve en la caja, lo disfrutan enormemente.
A 30 cuadras de esa casa de descerebrados, muchos jóvenes descerebrados se reúnen en un extraño lugar, donde suena música muy fuerte y nadie puede escuchar lo que dicen los demás, estos descerebrados son una especie muy extraña, se mueven al ritmo de la música y toman unas raras bebida, parecen buenas, todos sonríen gracias a estas bebidas se abrazan y besan entre machos y hembras, pero algo sucede luego de unas horas, aparentemente estas bebidas tienen un doble efecto, 2 jóvenes descerebrados se gritan ferozmente, uno golpea al otro y una manada amiga de descerebrados patean al joven, el resto de los descerebrados festeja y grita “¡¡¡pelea!!! ¡¡¡Pelea!!!” parecen felices al ver al joven tirado en el piso sujetándose la cabeza ensangrentada llorando y pidiendo piedad.


Pero a unas pocas cuadras de ese extraño lugar, los dos jóvenes que intentaban conseguir dinero sacando fuerza de esa bolsa energética, tiemblan de frío tirados en una plaza en la fría noche de invierno, el hombre con ganas de llorar los ve se les acerca y los tapa con la única frazada que tiene, ellos sonríen lo miran a los ojos y le dan un pedazo de pan por que ahora el estará para cuidarlos, el hombre deja finalmente caer sus lagrimas, por que el sabe que ahora ellos estarán para consolarlo.